Traumatismos dentales ¿cómo actuar?

Los traumatismos dentales durante la infancia son algo muy común. Por ello hemos querido hacer este post para resolver dudas acerca de cómo actuar si un niño sufre un golpe en uno o varios dientes.

Se trata de una patología muy habitual, la segunda en odontopediatría tras las caries, y es normal que genere preocupación por una cuestión de salud y estética. Los traumatismos suelen afectar de manera más común a los dientes anteriores (incisivos), ya que están más expuestos ante situaciones como caídas o golpes.

traumatismos dentales, cómo actuar

Dientes que salen de su sitio

Que un diente avulsione – salga de alveolo o de su lugar en boca – es una de las emergencias más importantes de odontología, por ello es vital dejar claro a los padres y madres cómo proceder en estos casos. En cualquier caso, en esta situación es aconsejable llamar de urgencia a la clínica y acudir lo antes posible. Se recomienda que no pase más de 1 hora antes de que sea atendido por un dentista.

Ante un diente avulsionado la Sociedad Española de Odontopediatría nos recomienda estos pasos:

  1. Asegurarse de que no sea un diente temporal, ya que el protocolo a seguir sería diferente, un diente temporal no debe reimplantarse.
  2. Mantener la calma.
  3. Encontrar el diente y evitar tocar su raíz, cogerlo por la la parte del diente que vemos en la boca (conocido como corona).
  4. Si el diente está sucio, lavarlo con agua corriente 10 segundos.
  5. Aunque se puede volver a colocar el diente en su sitio, se recomienda buscar tratamiento de urgencia y mientras mantener el diente guardado en un vaso de leche o suero, o entre saliva, guardado en el interior de la mejilla. Especialmente evitar guardarlo en agua.

Otros traumatismos dentales

Además de dientes avulsionados, es muy habitual que los más pequeños puedan sufrir fracturas en los dientes debido a caídas o golpes. Por ello, es importante acudir a revisión con la odontopediatra para confirmar la gravedad de la lesión con la mayor brevedad posible.

El tratamiento y el pronóstico será diferente si solo afecta al esmalte o llega a afectar a la pulpa. Podemos apreciar a simple vista una rotura, pero es importante valorar si la lesión ha alcanzado el nervio del diente.

¿Qué puede pasar con los dientes que sufren traumatismos?

Puede ocurrir que tras un golpe la tonalidad del diente cambie, es un efecto común tanto en dientes de leche como en dientes permanentes. Si no hemos sido conscientes del golpe, ésta es la señal de alarma más habitual.

Para evitar que la lesión derive en una infección, la cual puede exteriorizar mediante una fístula (puntito blanco que veremos en la encía), es importante la atención por parte de un especialista y un control riguroso los siguientes meses.

Control de la evolución del diente

Si el diente afectado es permanente, es importante tenerlo monitorizado para detectar cuanto antes posibles complicaciones como necrosis pulpares o reabsorciones radiculares, lo cual podría derivar en la perdida de la pieza. Controlar minuciosamente la evolución no va a evitar que sufra complicaciones, pero si que hará que éstas se detecten lo antes posible.

Además, en el caso de los dientes de leche que se han perdido de forma prematura, debe llevarse un control exhaustivo para evitar que se pierda el espacio necesario para la erupción del diente definitivo. Consulta nuestro articulo del blog para conocer la importancia de los dientes de leche. 

Cuidados tras sufrir el traumatismo dental

Además de acudir a la clínica lo antes posible para valorar la gravedad del traumatismo, es importante mantener una buena higiene oral para garantizar una buena curación del diente y los tejidos orales.

Cepillarse los dientes después de cada comida con un cepillo suave y enjuagarse con clorhexidina al 0,1% dos veces al día durante una semana, es beneficioso para prevenir el acumulo de placa y de restos de alimentos.

Cuando sufrimos traumatismos dentales es importante tener en cuenta nuestra dieta en los siguientes días. Lo ideal es mantener una dieta blanda durante aproximadamente 15 días.