Uno de los motivos de consulta más habituales en las clínicas dentales en la actualidad son los tratamientos estéticos. Cada día son más los pacientes interesados en este tipo de tratamientos para mejorar la percepción de su sonrisa. Sin embargo, son muchas las dudas o preguntas que surgen en torno a ellos y por eso hoy en Clínica Ortiz-Vigón vamos a solventar aquellas situaciones que os podéis estar planteando.

En esta primera parte vamos a revisar algunos de estos tratamientos estéticos que se pueden realizar a día de hoy:

Blanqueamiento en casa

Blanqueamiento externo

Se trata del blanqueamiento de la superficie externa de tus dientes mediante un agente (producto) blanqueante. Este producto se descompone en diminutas moléculas que se mueven en todas las direcciones actuando sobre los túbulos de dentina que tiene el diente y blanqueando la cara externa del diente.

  • En casa: este conlleva tomar medidas en la clínica dental para confeccionar unas férulas acordes a tu boca. Mediante un escaneado diseñamos unas férulas de blanqueamiento que imprimimos y te entregamos junto a un kit de jeringas que te explicamos cómo tienes que utilizar. Estas jeringas tienen el agente blanqueante que debemos ir añadiendo en las férulas y que, a su vez, colocamos sobre la dentadura durante unas horas todos los días. La duración del tratamiento puede ser de 2 a 4 semanas. En ocasiones, si sobrase alguna jeringa, se puede guardar y podría utilizarse a modo de recuerdo o refuerzo.

La ventaja de este tipo de tratamiento es que al ser un blanqueamiento progresivo permite un control sencillo de la sensibilidad. Podría incluso dosificarse y no usarse a diario para controlar mejor la sensibilidad.

  • En clínica: Se coloca un agente blanqueante sobre la superficie de los dientes. Una lámpara a modo de activador ayuda a que el blanqueamiento vaya haciendo su efecto. La duración del tratamiento en clínica viene a ser de 45 minutos a 2 horas. Como inconveniente a destacar, encontramos que lograr el efecto en tan poco tiempo suele suponer un incremento de la sensibilidad en comparación al realizado en casa.

Estas dos modalidades de blanqueamiento pueden ser combinadas perfectamente en aquellas situaciones en las que se requiera necesario para poder conseguir el mejor resultado posible en situaciones iniciales muy desfavorables.

¿Cuánto tiempo dura un blanqueamiento? ¿Cada cuánto tiempo me puedo hacer un blanqueamiento?

El tiempo de duración es variable en función de los hábitos de los pacientes. La duración puede ser superior a 5 años en situaciones de pacientes no fumadores, que no tomen bebidas carbonatadas, excesivo café, té o vino tinto. Además, será necesario seguir las instrucciones durante y después del blanqueamiento, dado que algunos alimentos consumidos de manera excesiva -espinacas, por ejemplo- pueden reducir la duración o resultado del tratamiento.

blanqueamiento

¿A partir de qué edad me puedo hacer un blanqueamiento?

No hay una edad límite, pero lo ideal sería esperar, al menos, al desarrollo de los dientes. A partir de la adolescencia podría considerarse una edad posible a la que realizar un blanqueamiento en aquellos casos que se considere necesario.

blanqueamiento interno

Blanqueamiento interno

Se trata del blanqueamiento individual de uno o más dientes. Este blanqueamiento solamente se puede realizar en dientes que estén desvitalizados. A través de la misma perforación que se realiza para la desvitalización, se accede a lo que se llama cámara pulpar —interior del diente— y se coloca un algodón impregnado en un agente blanqueante que va progresivamente blanqueando el diente. Este tipo de blanqueamiento suele ser realmente efectivo en dientes que han sufrido algún tipo de traumatismo o accidente, hayan tenido que desvitalizarse y han sufrido un cambio de color excesivo por ello.

El blanqueamiento externo e interno son perfectamente combinables y compatibles. Se pueden realizar de manera simultánea para poder lograr el mejor resultado posible. El blanqueamiento interno se realizará en aquellos dientes que estén desvitalizados y se necesite ese refuerzo adicional, mientras que el blanqueamiento externo se realizará de manera general en toda la boca.

Es necesario destacar que los empastes / obturaciones, coronas o carillas previas no van a cambiar de color. Por eso, hay que tener en cuenta que podría ser necesario cambiar algunas reconstrucciones tras el blanqueamiento. Así, todas las piezas mantendrían el mismo color y armonía. Además, los blanqueamientos son tratamientos muy habituales tras un proceso de ortodoncia para obtener un resultado óptimo a nivel salud, funcionalidad y estético.

En la próxima publicación continuaremos haciendo un repaso por los tratamientos estéticos que realizamos desde Clínica Ortiz-Vigón Mientras tanto, ante cualquier duda recuerda que puedes consultarnos.

[easy-social-share][stm_post_comments]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

¡Tú solución en un click!

¿Tienes preguntas? Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Open chat
1
¿Cómo te ayudamos?
Scan the code
Bienvenid@ a clínica Ortiz-Vigón,
¿Cómo puedo ayudarte?