Periodoncia

periodoncia ortiz-vigon

Expertos en Periodoncia

Somos Especialistas en el cuidado de las encías. Contamos con doctores dedicados en exclusiva a Periodoncia, con una larga trayectoria y experiencia en todo tipo de casos.

Cuidamos de la salud de tus encías

Existe la idea equivocada de que el sangrado de encías es normal. Esta afirmación es totalmente errónea. Si sangra la encía, significa que hay una actividad bacteriana que provoca inflamación de las encías que podría desembocar en una pérdida de hueso alrededor de los dientes y puede, en los casos más avanzados, acabar originando la pérdida de dientes, por ello es vital la prevención para mantener nuestras encías sanas y en caso de existir periodontitis o enfermedad periodontal mantenerla estable e inactiva para que no progrese hacia estadios más avanzados.

¿Cuáles son las enfermedades periodontales?

  • La gingivitis: la gingivitis es la enfermedad que afecta a las encías que rodean los dientes. La acumulación de placa bacteriana y factores de riesgo como el tabaco pueden provocar una gingivitis que clínicamente se distingue como inflamación de las encías y sangrado de las mismas. La ausencia de tratamiento de la gingivitis conlleva el riesgo de avance hacia estadios más avanzados de manera que evolucione hacia una periodontitis, y a poner en riesgo nuestros dientes
  • La periodontitis: la ausencia de tratamiento de la gingivitis puede ocasionar la aparición de Periodontitis. La periodontitis ya no es solo inflamación y sangrado de encías sino también la pérdida de hueso alrededor de los dientes. La periodontitis es una enfermedad crónica que necesita ser estabilizada.

En caso de no estabilizarse va provocando la pérdida de hueso de los dientes puedo ocasionar la pérdida de los mismos. Los síntomas que distinguimos para diagnosticarla son la movilidad de los dientes, la aparición de huecos o de espacios negros entre los dientes y recesiones de las encías que dejan visible la raíz de los dientes. Además del sangrado e inflamación previamente descritos.

¿Cómo afecta a la salud de nuestra boca?

Ambas patologías son muy frecuentes y se producen por las bacterias que tenemos en la boca y que podemos transmitirnos de unos a otros y por una susceptibilidad genética a padecer la enfermedad. Cuando estas bacterias no son eliminadas correctamente, afectan a las encías causando una inflamación que se traslada por debajo de la misma destruyendo el hueso y los tejidos que soportan los dientes, empeorando el pronóstico de los dientes.

Terapia de desinfección periodontal y periimplantaria 

Ante la presencia de sangrado e inflamación es preciso confirmar la presencia o ausencia de enfermedades periodontales. Una vez diagnosticada se debe realizar la fase básica del tratamiento periodontal, que se trata de una terapia de desinfección periodontal y periimplantaria. Se trata de una técnica no quirúrgica en la que se eliminan los depósitos bacterianos, mediante una profilaxis profunda para eliminar el sangrado y la inflamación y estabilizar la pérdida de hueso.  Habitualmente se realiza en una sola fase de tratamiento y se administra un antibiótico y un antiséptico (enjuague) con clorhexidina como coadyuvantes al tratamiento mecánico realizado

Injerto de encía 

Un injerto de encía está indicado en aquellos casos en los que queda expuesta la raíz del diente por una retracción de la encía o por encías retraídas. Consiste en una intervención quirúrgica con anestesia local utilizando técnicas de microcirugía. En la mayoría de casos, es necesario tomar encía de la zona posterior del paladar y colocarla en la zona en la que pretendemos cubrir la raíz. Se trata de un acto quirúrgico muy poco traumático con un post-operatorio excelente y molestias prácticamente inexistentes. Existen sustitutos artificiales de encía que tienen resultados satisfactorios y predecibles.

Tratamiento quirúrgico de la periodontitis

Microcirugía periodontal

Después de 3 o 4 semanas de la realización de la fase no quirúrgica o terapia de desinfección periodontal y periimplantaria es necesario realizar una reevalución para analizar el cambio tras el tratamiento.

En los casos en los que la enfermedad se haya estabilizado (ausencia de inflamación y sangrado) no será necesario ningún tratamiento más y el paciente pasará a ser incluido en un estricto protocolo de mantenimiento de acuerdo a sus necesidades.

Sin embargo, cuando la terapia periodontal es beneficiosa pero insuficiente y el paciente aún presenta inflamación y sangrado en algunas zonas será necesario valorar la posibilidad de terapia periodontal avanzada o quirúrgica.

Se trata de una cirugía mínimamente invasiva que nos permite acceder a por debajo de la encía a las raíces de los dientes y realizar una descontaminación más profunda que nos permita eliminar los depósitos bacterianos por completo y estabilizar la enfermedad. Posteriormente se volverá a evaluar la situación y una vez más se incluirá al paciente en un protocolo estricto de mantenimiento según la necesidad individual para evitar el riesgo de recitiva o reactivación de la enfermedad.

Regeneración periodontal

Cuando es necesario podemos aplicar técnicas de regeneración periodontal para recuperar parte del hueso perdido. En la actualidad, se utilizan biomateriales derivados de proteínas del esmalte de nuestros dientes que nos permiten regenerar el hueso con un resultado satisfactorio cuando las condiciones anatómicas de la pérdida de hueso del paciente.

¿Cómo afecta el tabaquismo a nuestras encías?

El tabaco provoca una reducción de la vascularización, es decir reduce el sangrado. De modo que en aquellas situaciones en las que hay inflamación es posible que las encías de los pacientes fumadores no sangren. La ausencia de sangrado en presencia de inflamación puede engañar a los pacientes fumadores creyendo que no tienen las encías inflamadas y no alertándoles de que tienen un problema. Además, la sangre aporta defensas a la zona y por tanto los pacientes fumadores tienen reducidas las defensas contra los ataques bacterianos y hace que la enfermedad periodontal avance mucho más rápido.

¿Existe relación entre la salud de nuestras encías y otras enfermedades?

La salud de las encías no solo es vital para el mantenimiento de los dientes sino que además la enfermedad periodontal tiene una relación directa y bidireccional con otras enfermedades sistémicas como lo son la diabetes, la hipertensión, el colesterol y las enfermedades cardiovasculares. La ausencia de salud periodontal lleva consigo un riesgo implícito de incrementar el riesgo de este tipo de enfermedades sistémicas. Tal y como explicamos en nuestro blog.

¿Qué hábitos mejoran la salud de nuestra encías?

Una higiene dental y de las encías adecuada, complementándola con accesorios para la higiene como son los cepillos interdentales, el hilo dental y enjuagues, reducen de forma significativa el riesgo de aparición de gingivitis y periodontitis.

¿Durante el embarazo hay más posibilidades de tener gingivitis?

El embarazo provoca un desequilibrio hormonal que puede alterar la estabilidad o salud de las encías provocando un sangrado de las mismas con mayor facilidad. Es de especial importancia prestar atención Durante el periodo de gestación dado que durante este periodo se pueden sufrir problemas periodontales con mayor facilidad. Si quieres conocer más, hablamos de ello en nuestro blog.

¿Cómo afecta la colocación de implantes a nuestras encías?

La colocación de implantes dentales en pacientes con enfermedad periodontal es posible bajo unas condiciones estrictas de salud en sus encías. Cuando se van a colocar implantes en pacientes periodontales es necesario primero estabilizar la enfermedad periodontal y posteriormente colocarlos.

Una vez colocados serán pacientes que requieren una especial atención dado que pacientes que sufren el riesgo de perder hueso alrededor de sus dientes también sufren el riesgo de perder hueso en sus implantes. De ahí la importancia de que una vez colocados los implantes el paciente debe seguir acudiendo estrictamente a su terapia periodontal de mantenimiento para evitar tanto el riesgo de reactivación de la enfermedad como para mantener la salud alrededor de los implantes.