Estética Dental

Estética sonrisa feliz blanqueamiento dental en Bilbao

La boca es nuestra carta de presentación, al sonreír comunicamos muchas cosas y por esto es importante sonreír cómodamente, sin complejos. Unos dientes blancos, luminosos y bien alineados nos darán la confianza para sonreír de una forma cálida y sincera.

Los problemas estéticos pueden originarse en los siguientes conceptos:

  • Ausencia de dientes
  • Malposición dental
  • Dientes de color oscuro
  • Dientes con forma irregular
  • Dientes de tamaño alterado
  • Espacios negros entre los dientes
  • Gran cantidad de raíz al descubierto
  • Dientes con caries
  • Restauraciones mal ajustadas

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético conservador, relativamente simple y rápido.

  • Blanqueamiento dental ambulatorio: Para llevarse a cabo este tratamiento es necesario tomar medidas de la boca que presenta el paciente y realizar unas férulas personalizadas tanto superiores como inferiores.
    A continuación, citamos al paciente para entregarle sus férulas y el kit de blanqueamiento.
  • Tinción dental por tetraciclinas: Aunque el efecto de las tetraciclinas es irreversible, sí que es posible aclarar varios tonos el diente oscurecido.
  • Blanqueamiento de dientes no vitales/interno: Está indicado para aquellos dientes oscurecidos porque han sufrido un traumatismo o están endodonciados/desvitalizados.

Las carillas de composite están indicadas en aquellos casos en los que los dientes presentan formas irregulares, tamaño alterado y presencia de espacios negros entre los dientes.

El tratamiento consiste en adherir al diente un material de color parecido al mismo, consiguiendo una adecuada morfología. No precisa tallado alguno. No es necesario colocar anestesia puesto que es un procedimiento totalmente indoloro y reversible, que nos permitirá realizar cualquier modificación con el tiempo. De esta manera, conseguimos darles a los dientes la forma y el tamaño que deseemos de manera sencilla y nada agresiva.

Las carillas de porcelana consisten en finas láminas de porcelana realizadas a medida en el laboratorio, que se cementan en los dientes para darles el tamaño, la forma y el color deseado. Son necesarias varias visitas puesto que primero se debe rebajar ligeramente el grosor del diente, a continuación se toman medidas y se mandan al protésico dental para, posteriormente, cementar la carilla en la superficie del diente. A diferencia de las carillas de composite, este proceso es irreversible.