Conoce los tipos de tratamiento de la disfunción craneomandibular

¿Tienes algún síntoma de disfunción craneomandibular? Si sientes dolor en la zona mandibular, en el cuello, tienes limitaciones en la apertura de la boca o notas ruido al abrir y cerrarla es posible que así sea.

Los trastornos en la articulación temporomandibular (ATM) son la principal causa de dolor orofacial no dental y están relacionados habitualmente por problemas de oclusión o mordida. Esta articulación es el sistema que conecta el cráneo con nuestra mandíbula y nos permite realizar todos los movimientos.

Para poder tratar la disfunción craneomandibular es importante un correcto diagnóstico, que sea preciso e integral. Un trastorno de la articulación temporomandibular se puede trata desde diferentes especialidades médicas y es habitual necesitar una atención multidisciplinar para tratar estas patologías. Desde la clínica dental tratamos a nuestros pacientes en la unidad integral conjunta con los especialistas de fisioterapia y otorrinolaringología de CIO Salud.

disfuncion craneomandibular

Tratamientos más comunes para los trastornos de ATM

Conocer la patología que sufrimos, las variables que afectan a nuestro diagnóstico y toda la información posible sobre nuestro trastorno mandibular nos ayudará a entender el tratamiento y la evolución del mismo. Por ello nuestras especialistas ponen especial atención en la educación al paciente como parte esencial del plan de tratamiento.

Directamente relacionado con el primer punto es necesario ofrecer información al paciente de ATM sobre el autocuidado. Explicaros qué estrategias podéis seguir en el día a día que puedan ayudar a disminuir el malestar o paliar el dolor mandibular como por ejemplo llevar una dieta blanda o enseñaros ejercicios de relajación mandibular y de respiración diafragmática.

ferula descarga ortizvigon

Férulas de descarga

Las férulas oclusales son uno de los tratamientos más habituales para los trastornos mandibulares. Estos dispositivos intraorales fabricados en resina acrílica se encajan sobre nuestro maxilar superior o inferior y sirven para aliviar y corregir la presión ejercida sobre los dientes y la mandíbula.

Existen diversos tipos de férulas de descarga, las férulas estabilizadoras son comunes para trastornos dolorosos simples en los que el disco mandibular no sufre un desplazamiento. Cuando el disco se desplaza pero hay recaptación, es decir, que notamos el desplazamiento y escuchamos dos clics uno al abrir y otro al cerrar la boca.  Esta es más indicada una férula de reposicionamiento anterior. La elección de una u otra irá en función del diagnóstico completo que hayan realizado las especialistas de ATM.

Por otro lado, recurrir a tratamiento farmacológico es necesario en algunas ocasiones teniendo en cuenta el nivel de dolor que sufre el paciente y de cómo evolucione el proceso degenerativo de la articulación temporomandibular.

 

Infiltraciones para tratar la disfunción craneomandibular

Es cierto que en algunas ocasiones este tratamiento farmacológico puede realizarse a través de infiltraciones musculares de anestésicos o corticoides, pero su función de calmar el dolor es temporal.

También se puede realizar infiltración de toxina botulínica (bótox), se realiza en el músculo masetero y sirve para paralizar el músculo. Sin embargo, el tratamiento de infiltración más común y con mayores beneficios por su capacidad de regeneración de tejidos es el Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGE).

La técnica consiste en infiltrar plasma rico en plaquetas – que se extrae de la sangre del propio paciente- y realizar una pequeña infiltración extraoral en la cavidad glenoidea temporal (en la zona de la articulación mandibular). Es una de las técnicas que da mejor resultado para acelerar la regeneración y curación de los tejidos articulares y musculares, en la que los pacientes notan mejoría en muy poco tiempo.

 

Fisioterapia

Como os comentábamos, el tratamiento y la atención en casos de trastorno craneomandibular es multidisciplinar. Es habitual combinar el tratamiento odontológico con sesiones de fisioterapia que ayuden a reducir el dolor, nos entrene posturalmente y nos ofrezca ejercicios para relajar la musculación mandibular. Desde nuestra unidad integral de ATM trabajamos de forma combinada con el equipo de fisioterapia de CIO Salud para determinar cual es el mejor tratamiento en cada caso.