Tabaco y salud bucodental

Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, desde Clínica Ortiz-Vigón queremos aportar nuestro granito de arena para alertar sobre los riesgos del tabaco, especialmente sobre aquellos que están relacionados con la salud bucodental. Tabaco y salud bucodental van mucho más ligados de lo que se pueda pensar.

El pasado 10 de mayo se presentó en la Casa de las Encías un informe sobre “Cesación tabáquica y salud bucal” del grupo de trabajo de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT). Como especialistas en Periodoncia y profesionales con responsabilidad sanitaria, consideramos la elaboración y publicación del resumen del estudio una gran aportación a la sociedad. Y es por ello que a continuación haremos un breve resumen sobre los puntos principales a destacar en el informe y que consideramos fundamentales que sean de conocimiento común, y que arrojan datos a tener en cuenta sobre la relación entre tabaco y salud bucodental.

Datos generales del consumo del tabaco

Según el estudio, en España hay un 28% de fumadores habituales, lo que representa una de las tasas más altas de la Unión Europea. Además, se estima que el tabaquismo causa más de 52.000 muertes anuales, la mitad de ellas por cáncer. El tabaco está estrechamente ligado a las siguientes enfermedades:

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): según indican en el informe del estudio, el 85-90% de los casos de EPOC son debido al tabaco. Por otra parte, se indica que el 15-20% de los fumadores pueden desarrollar EPOC a lo largo de su vida.
  • Cáncer: además de cáncer de pulmón, el tabaco está involucrado en el desarrollo del 30% de todos los tumores de tipología diversa.
  • Enfermedad cardiovascular: el tabaquismo es un factor independiente de riesgo cardiovascular. De hecho, multiplica por 2-3 veces el riesgo de infarto de miocardio, ictus y arteriopatía periférica.
  • Diabetes: el riesgo de tener diabetes es 30-40% más alto para los fumadores activos en comparación con los no fumadores.

Tabaco y salud bucodental: el tabaco es un factor de riesgo para la diabetes, que además está estrechamente relacionada con la salud dentalQueda más que patente que el tabaco y salud bucodental están a su vez ligados a otros problemas de salud. No olvidemos que algunas de las enfermedades indicadas aquí, guardan una relación estrecha con las enfermedades periodontales.

Tabaco y salud bucodental: cómo afecta

Fumar acarrea muchos efectos negativos en la cavidad oral. Según indican en el informe del estudio dado a conocer por SEPA y CNPT, “desde un punto de vista cualitativo, su relación con el cáncer oral es obviamente el efecto nocivo más grave a tener en cuenta (…). Sin embargo, cuantitativamente, su importancia parece centrarse más en la periodontitis, pues esta enfermedad afecta a un porcentaje importante de la población. Además (…) se le está dando cada vez mayor relevancia a la relación del tabaco con la supervivencia de los implantes dentales”.

Como decimos, algunas de las complicaciones que puede motivar el tabaquismo es el cáncer oral. El carcinoma oral de las células escamosas es el tumor maligno más frecuente en la cavidad oral. Los grandes fumadores (aquellos que consumen más de dos paquetes al día) representan el 85% de los casos.

Además de incidir en otras patologías como la leucoplasia oral o la melanosis del fumador, el tabaquismo provoca una alteración de la cantidad y la composición de la saliva. No obstante, según explican en el informe, los resultados de los estudios realizados hasta ahora son muy variables y resultan difíciles de comparar. Según algunos estudios, fumar parece estar relacionado con una disminución de la secreción salival, potenciando así la sensación de sequedad bucal. Además, el tabaquismo hace que se produzcan cambios en la composición de la saliva, produciéndose así una pérdida de hidratación y lubricación y aumentando la sensación de quemazón.

Debido a estos cambios en la cantidad y en la composición de la saliva, el fumador se puede encontrar con diferentes síntomas:

  • Halitosis.
  • Dificultad para masticar o hablar.
  • Alteraciones del sentido del gusto y del olfato.
  • Problemas con prótesis removibles al disminuir la relación de adhesión de la prótesis. También pueden producirse con mayor frecuencia lesiones por roce.
  • Mayor predisposición a infecciones orales.

Tabaco y salud bucodental: en España hay un 28% de fumadores habitualesOtra de las consecuencias del tabaquismo es el retraso en la cicatrización de las heridas. Y es que, según se indica en el informe, el tabaco afecta a “la curación de los tejidos periodontales por un efecto tóxico sobre los fibroblastos, células imprescindibles en los procesos de curación por su relación con la síntesis del colágeno”.

Tampoco se puede obviar la incidencia del tabaco en la estética dental. El tabaquismo estimula la decoloración y aparición de manchas en los dientes, restauraciones dentales y dentaduras.

Fumar tiene consecuencias directas sobre la saliva, la cicatrización de las heridas, respuesta a los tratamientos periodontales, porcentaje de éxito sobre implantes y estética dental

Tabaco y enfermedad periodontal

Tal y como explican el grupo de trabajo de SEPA y CNPT, el tabaco es un factor de riesgo independiente para el desarrollo de la enfermedad periodontal. Según los datos reflejados en el estudio, el riesgo de pérdida de inserción de los fumadores es entre 2,5 y 6 veces mayor en comparación con los no fumadores.

Si se comparan pacientes periodontales fumadores y pacientes periodontales no fumadores, los estudios prueban que el primer grupo presenta mayor pérdida de diente y de hueso alveolar, mayor profundidad de sondaje (mayor distancia entre la parte de la encía que rodea el diente a la base del hueso) y afectación furcal (visibilidad de la zona del diente donde cuyas raíces se dividen). Asimismo, los pacientes periodontales fumadores presentan una peor respuesta al tratamiento periodontal y una peor cicatrización de los tejidos.

Tabaco e implantes

Los implantes dentales son raíces artificiales de titanio que sustituyen a los dientes naturales, que se insertan en el hueso maxilar de los pacientes y sirven para soportar sus nuevos dientes fijos. Se ha demostrado que es un tratamiento eficaz para la recuperación de la función y de la estética de un diente perdido.

Tras la colocación del implante, y aunque no es lo habitual, pueden surgir complicaciones. Se puede dar un fallo en la osteointegración o se puede producir una pérdida de soporte óseo periimplantario que pueden conducir a una pérdida del implante. Em ambos casos, el tabaco es un importante factor de riesgo.  Según el resumen del estudio, “los datos sugieren que las personas que fuman antes o después de la colocación de los implantes dentales podrían sufrir un 35-70% más de riesgo de fracaso”.

En definitiva, motivos suficientes para cesar el hábito tabáquico. Nunca es tarde para dejar de fumar. Y los profesionales sanitarios, estamos para ayudar en ese proceso. Para cualquier duda o preocupación relacionada con el tabaco y salud bucodental, no dude en pedir cita. Para leer el informe completo, haga click aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.