Relación entre periodontitis e hipertensión

La hipertensión se suma a la lista de patologías que están relacionadas con la salud de nuestras encías.

Recientemente se ha publicado un nuevo artículo en el Journal of Internal Medicine, que han llevado a cabo investigadores de SEPA en la Universidad Internacional de Cataluña y el Eastman Dental Institute del University College of London  y en el que se confirmaba la relación entre la hipertensión y la periodontitis.

Este último estudio confirma la relación ya expuesta en artículos científicos anteriores como el del doctor Martín Cabezas et al (2016) en el American Health Journal o el de la doctora Del Pindo et al (2020) para la Asociación Italiana de la Hipertensión.

Como ya hemos tratado con anterioridad, mantener nuestras encías sanas y evitar su inflamación nos garantiza no solo una buena salud bucodental como también mantener a raya otras enfermedades como la diabetes.

¿Qué es la hipertensión?

Se trata de un incremento de los niveles de la presión arterial de forma continua. Nuestro corazón ejerce esta presión sobre las arterias para que la sangre fluya por todo nuestro cuerpo.

Según la fundación del corazón, podemos definir presión arterial como el resultado del volumen de sangre que expulsa nuestro corazón con cada latido en contraposición con las resistencias periféricas de las arterias. Se da hipertensión cuando esos valores exceden los valores aceptados entre 13,5 y 8,5.

Es muy importante tener controlada porque está en relación con otras muchas patologías cardiovasculares, renales, oculares y también periodontales

Las causas son desconocidas en la mayoría de los casos para los especialistas, no es tratable definitivamente en la mayoría de los casos, sino que los pacientes deben estar en constante vigilancia. Puede haber mucha variación en el avance de la hipertensión si cambian hábitos de vida, de alimentación etc.

¿Qué es la periodontitis?

Es una de las enfermedades periodontales, las cuales tienes un componente crónico y otro genético, como bien explica el doctor Ortiz-Vigón. La periodontitis es una inflamación crónica de nuestras encías que implica la destrucción del tejido periodontal, que tiene una relación directa con otras patologías cardiovasculares o sistémicas.

Relación entre periodontitis, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares

Este último estudio revela que los participantes diagnosticados con periodontitis tienen un 60% de riesgo mayor de padecer hipertensión que aquellos cuyas encías estuviesen sanas. Este resultado fue independiente de otras variables como el tabaquismo, el sexo o la edad.

El estudio sugiere que la inflamación sistémica causada por la periodontitis podría conllevar a un aumento de la presión arterial. Las evidencias científicas hasta el momento indican que por un lado la periodontitis está relacionada con un incremento de la inflamación sistémica, y por otro, esta inflamación sistémica promueve mecanismos implicados en el desarrollo de la hipertensión como la disfunción endotelial o el estrés oxidativo.

Como hemos dicho, la relación de la enfermedad cardiovascular con colesterol, hipertensión, diabetes es bidireccional. De hecho, el control de una puede ayudar al control de la otra y lo contrario. Es decir, la presencia de enfermedad periodontal incrementa el riesgo de diabetes, por ejemplo. Tal y como te contábamos en este otro artículo.

Lo que denominamos periodontitis o enfermedad periodontal activa se comporta como una herida infectada de manera que puede pasar bacterias al torrente sanguíneo. Esto puede incrementar el riesgo de descontrol de enfermedades sistémicas como la hipertensión, cardiovasculares o accidentes cerebrovasculares como los ictus.

Importancia del historial médico del paciente periodontal

Cuando un paciente acude a la clínica y se observa enfermedad periodontal, es importante por parte del dentista tener claro el historial médico general del paciente y hacerle entender al paciente la relación de las enfermedades periodontales como la periodontitis con el resto de enfermedades sistémicas.

Es necesario que el paciente informe a su especialista de la presencia de enfermedades sistémicas para recogerlo en su historial médico y en caso de ser necesario, el periodoncista se pone en contacto con su médico de cabecera o cardiólogo, para garantizar un tratamiento multidisciplinar.

El tratamiento de la periodontitis o cualquier otra patología de nuestras encías tiene un beneficio a nivel local mejorando el pronóstico de los dientes, pero a la vez tiene un beneficio a nivel sistémico dado que la eliminación de los depósitos de bacterias reduce el riesgo de endocarditis bacteriana y provoca una reducción de los niveles de mediadores de la inflamación que será beneficioso para cualquier patología sistémica como las comentadas.

Por tanto, se pone de relevancia la importancia de llevar un control de nuestra salud bucodental, acudir a revisiones y profilaxis periódicas para poder detectar cualquier síntoma en la salud de nuestras encías a tiempo y darle el tratamiento adecuado.

Pero sobre todo en aquellos pacientes con diversas patologías, la salud de nuestra boca es un factor muy determinante por ello el cuidado debe ser específico y nuestra labor es informarles.