Quizá el dentista deba saber que sufres estrés

Hemos entrado de lleno en el verano y aunque sea una época que se relaciona mucho con el relax, a menudo pasamos por épocas de mucho estrés intentando adelantar todo el trabajo posible antes de irnos de vacaciones. Como tu dentista en Bilbao, queremos explicaros qué consecuencias tiene el estrés en tu salud bucal y periodontal.

Demi Moore sin diente

No hace muchos días veíamos en todos los medios de comunicación online unas fotos de la famosa actriz estadounidense Demi Moore sin uno de sus dientes. Días más tarde, la intérprete explicó que la pérdida de la pieza se debía al estrés que sufre. Y bueno, queremos matizar esta apreciación.

Consecuencias del estrés en la salud oral

Sufrir estrés, que es un estado mental y/o físico de máxima tensión, puede acarrear numerosas consecuencias en la salud de quien lo padece, y cómo no, en su salud oral.  Algunas de ellas, y que requieren una visita al dentista, son las siguientes:

  • Bruxismo: como hemos explicado en otras ocasiones, el bruxismo es una disfunción mandibular que consiste en apretar o rechinar los dientes de forma inconsciente. Aunque no está considerado un trastorno grave, es preciso hacer una visita a tu dentista.
  • Aftas: son pequeñas erosiones blancas o llagas rodeadas por una zona enrojecida que se forman en las encías. Cuando son producidas por el estrés se debe a que dicho estado debilita el sistema inmunológico.
  • Caries: el estrés aumenta la acidez de la saliva, lo que afecta directamente al esmalte de los dientes, que se ve atacado por la mayor acidez y por tanto, nos expone a un mayor riesgo de padecer caries.

Atención al estrés si se padece una enfermedad periodontal, habla con tu dentista

La enfermedad periodontal se da por una susceptibilidad genética del paciente a desarrollar dicha enfermedad. Ante esa situación existen factores como el tabaco, una higiene deficitaria o las enfermedades sistémicas como la diabetes que influyen en el grado de avance. Los más peligrosos son la higiene y el tabaco, después estaría la relación bidireccional con enfermedades sistémicas y en menor medida, el estrés. Estaríamos hablando de factores desencadenantes, pero no predisponentes. Es decir, el estrés no produce la irrupción de enfermedades periodontales, pero sí influye sobre ellas en caso de padecerlo.

Si padece estrés, quizá deba acudir al dentista

Así pues, si es Ud. un paciente con periodontitis, el estrés también puede acelerar el avance de la enfermedad periodontal de dos formas distintas. La primera se refiere al comportamiento: cuando las personas están bajo estrés tienden a abandonar hábitos saludables y adquirir otros perjudiciales para su salud como tomar bebidas y alimentos ricos en azúcar, fumar o beber más alcohol, promoviendo de ese modo el crecimiento de bacterias.

La segunda razón por la que el estrés puede agravar o acelerar la gingivitis y la periodontitis es que, bajo ese estado emocional, se libera una hormona llamada cortisol que si se produce periféricamente en las encías puede estimular la inflamación y, por tanto, enfermedades periodontales. Por último, es preciso recordar que la enfermedad periodontal a veces cursa sin dolor, lo que puede llevar al paciente a un mayor descuido.

¿Acaso fue eso lo que le ocurrió exactamente a Demi Moore? En cualquier caso, no dudes en acudir a tu dentista en Bilbao si no quieres terminar como la actriz de Ghost. En Clínica Ortiz-Vigón disponemos de los tratamientos adecuados para ti.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Last Updated on

Last Updated on