¿Quieres dejar de fumar? Te ayudamos desde la clínica dental

¿Has pensado en dejar de fumar? ¿Cuántas veces has escuchado los efectos nocivos del tabaco para tu salud? Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco queremos incidir de nuevo en el factor de riesgo que supone el consumo de tabaco para nuestra salud bucodental. Especialmente porque fumar aumenta de manera significativa el riesgo de sufrir enfermedad periodontal.

Actualmente se estima que 1 de cada 5 personas mayores de 15 años son fumadoras, por ello sigue siendo un imperativo desde la medicina y con especial incidencia desde la periodoncia alertar de los efectos nocivos del tabaco para la salud de los pacientes además de intentar que el hábito se reduzca o se elimine.

dia mundial sin tabaco

En las últimas décadas han sido numerosas las campañas que se han lanzado para concienciarnos de lo perjudicial que es fumar para nuestra salud. Pese a las advertencias severas que llegan desde todas las instituciones las cifras de fumadores siguen siendo muy altas y son muy pocos los que se atreven a dar el paso de dejar de fumar. Pero… ¿pero sabes a ciencia cierta la cantidad de efectos adversos que tiene una calada?

Fumar es una de las adicciones mas difíciles de superar, pero si valoras la cantidad de efectos nocivos que tiene su consumo quizás puedas replantearte en serio reducir la cantidad de cigarrillos e incluso dar el gran paso de dejarlo. Por ello como profesionales de la salud bucodental, desde todas las clínicas del Grupo Periocentrum queremos hablarte de las consecuencias de este hábito para la salud de tu boca. En los siguientes puntos puedes encontrar resumidos los riesgos y efectos nocivos del tabaco para la salud de tu boca.

  1. El tabaquismo es un factor de riesgo de la enfermedad periodontal, que aumenta el riesgo de padecerla entre 2,5 y 6 veces.
  2. Fumar incide en la prevalencia y avance de la enfermedad periodontal y de las enfermedades periodontales refractarias.
  3. El tabaco suprime los síntomas de la inflamación gingival.
  4. La respuesta a los tratamientos de periodoncia es peor en los fumadores que en los no fumadores.
  5. El tabaco de mascar produce una recesión gingival local en el lugar de contacto.
  6. Dejar de fumar puede detener el avance de la enfermedad y mejorar los resultados del tratamiento periodontal.
  7.  Aumenta el riesgo de padecer cáncer oral.
  8. En las cirugías afecta a la correcta cicatrización de los tejidos y aumenta la posibilidad de complicaciones.
  9. Tiñe y mancha los dientes.
  10. Genera halitosis y mal sabor de boca.

Protocolo para ayudarte a dejar de fumar

Para sumar esfuerzos, el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y la Sociedad Española de Periodoncia  pone a disposición de las más de 22.000 clínicas dentales existentes actualmente en España un protocolo para facilitar la cesación tabáquica desde la consulta dental.

¿Cómo funciona el protocolo?

Queremos contarte los beneficios de abandonar el tabaco para tu salud general y especialmente para la salud bucodental. Lo haremos antes de realizar el tratamiento planificado, una vez tengamos claro tu diagnóstico y hayamos hecho un análisis individualizado y en profundidad de tu caso. Si quieres podemos acompañarte en el proceso de cesar el hábito tabáquico.

En este protocolo de acompañamiento para cesar el hábito de fumar se propone que las visitas de control se planifiquen a la par que las citas de tratamiento periodontal. Basando esta planificación en unos objetivos plausibles y siempre con tu confianza en querer dejar el tabaco.

La primera visita es el momento de que nos cuentes tu caso, analizar el consumo, la motivación y actitud para cesar el hábito. Tomaremos tus datos y te ofreceremos el apoyo y el material informativo para acompañarte en este proceso.

En la segunda visita valoraremos tu motivación, el grado de dependencia del tabaco y se define la fecha del cese. Te explicaremos todos los efectos transitorios tras el cese del hábito y haremos recomendaciones personalizadas a cada caso. Las siguientes visitas se calendarizan el siguiente mes y a los 2, 3 y 6 meses desde que se hayas cesado el consumo de tabaco. Te apoyaremos para  explicando los beneficios de haber dejado de fumar y te animaremos a seguir intentándolo y evitar la recaída.

Al cabo de un año desde el inicio se plantea una última revisión y confirmar si se ha cumplido el objetivo o si es necesaria una mayor motivación para volver a intentarlo.