Ortodoncia con alineadores transparentes, importancia de un buen diagnóstico

Los alineadores transparentes son el tratamiento de ortodoncia que más se ha extendido en los últimos años, como alternativa a la ortodoncia clásica con brackets metálicos y transparentes.

¿Qué son los alineadores transparentes?alineadores transparentes clinica ortiz vigon

Este sistema de ortodoncia es una alternativa para alinear y enderezar nuestros dientes a través de unas fundas transparentes que se hacen a medida y se van cambiando a lo largo del tratamiento.

Se trata de un tratamiento que nos aporta mayor estética a la par que nuestros dientes se van moviendo y recolocando. En este caso las fundas se realizan a medida para la boca del paciente, y cada 7/15 días aproximadamente se debe hacer el cambio de férulas, según el caso individual, así hasta finalizar el tratamiento. El número de alineadores también es variable en cada caso y lo decide en el plan de tratamiento el ortodoncista, teniendo en cuenta el resto de factores de la boca del paciente.

Ventajas de la ortodoncia con alineadores

La ortodoncia “invisible” o más bien, de alineadores transparentes, tiene ventajas, más allá de la parte estética, nos permite comer con normalidad y también mantener más controlada nuestra higiene dental ya que deben retirarse las férulas  alineadoras para comer y lavarse los dientes, y esto facilita seguir con la rutina completa de higiene que en el caso de la ortodoncia convencional nos requiere más esfuerzo y tiempo.

Otro punto positivo, es que el material de los alineadores transparentes es plástico, concretamente poliuretano y reduce la posibilidad de molestias en el interior de la boca. Además, son el tratamiento adecuado para cualquier alérgico al metal, material de los Brackets convencionales.

alineadores transparentes ortiz-vigon

Importancia del diagnóstico y seguimiento del ortodoncista

El auge de este sistema de ortodoncia ha hecho aflorar un gran número de ofertas y de empresas que publicitan alineadores transparentes online, y esto ha puesto la alarma por parte del sector.  Y es que a pesar de todas las facilidades de los alineadores transparentes, no debemos olvidar que se trata de un tratamiento dental y requiere de un correcto diagnóstico por parte de un/a ortodoncista.

El trabajo del ortodoncista no es solo para definir la posición original y final de los dientes, es decir, la mejora estética, sino también prestar atención a la evolución funcional de la boca, con todas las garantías de que el tratamiento es personalizado y se ajusta a tu caso concreto.

En ortodoncia, como en el resto de especialidades, se debe atender a las necesidades clínicas del paciente, a los requerimientos del mismo, también al resto de especialistas porque la salud de la boca de un paciente debe abordarse de manera multidisciplinar, y con todos estos datos y pruebas diagnósticas valorar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Protocolo de actuación

Ante este auge, desde la Sociedad Española de Ortodoncia han emitido un protocolo de actuación para el uso de alineadores transparentes.

En él se resalta la importancia del diagnóstico y del plan de tratamiento por parte del ortodoncista y una reproducción de ese plan de tratamiento en un modelo de sofware por profesionales cualificados, donde se refleje el estudio de los movimientos dentales para alcanzar la corrección al final de tratamiento.

También se deja clara la importancia de colocar estas férulas en el gabinete dental y que el profesional de la ortodoncia revise progresivamente el caso, así como los objetivos de desplazamiento y movilidad dental programados, por si fuesen necesarios los ajustes.

El uso de las férulas sin supervisión como publicitan estas nuevas empresas puede generar problemas dentales y ser contraproducente para la salud de nuestra boca, por eso desde los profesionales de la ortodoncia apuntan la importancia de un buen diagnóstico y seguimiento para un resultado óptimo, estético y saludable.