Manifestaciones bucodentales y el VIH

Hoy se celebra el Día Mundial del SIDA y en la Clínica Ortiz-Vigón nos unimos a la campaña #prevencionVIH promovida por las ONUSIDA, organismo de las Naciones Unidas. Son muchos los factores que pueden influir en la prevención del virus y desde nuestro ámbito, nos corresponde remarcar el acceso a la sanidad. Cabe destacar, que existen ciertas lesiones orales que nos alertan de la posibilidad de tener el virus VIH, y es que como explica la OMS “las manifestaciones bucodentales son uno de los indicadores más tempranos e importantes de la infección por el VIH”

Si atendemos a las cifras proporcionadas por la ONU, 36,7 millones de personas en todo el mundo vivían con el VIH y 2,1 millones de personas contrajeron la infección por el VIH (datos de final de 2015). Por otra parte, y según datos del Ministerio de Sanidad, se estima que actualmente viven en España entre 130.000 y 160.000 personas con infección por el VIH, de las que aproximadamente entre un 20 y un 25% no están diagnosticadas. Éstas son cifras elevadas, y aunque lo mejor es acudir a un médico, desde la Clínica Ortiz-Vigón queremos aprovechar estas líneas para hablar de las manifestaciones bucodentales que nos pueden alertar sobre una posible infección y sobre las que la ONU pone el foco:

  1. Manifestaciones bucodentales VIHCandidiasis oral: el tipo de candidiasis que pueden ser predictivas de la infección por el virus VIH son candidiasis pseudomembranosa, que son manchas blancas que dejan mucosa, y eritematosa, que deja parches rojos normalmente en el paladar o la superficie dorsal de la lengua.
  2. Leucoplasia vellosa: lo más frecuente es que se manifieste en los bordes laterales de la lengua en parches arrugados, y blanquecinos.
  3. Sarcoma de Kaposi: un tipo de tumor canceroso que presenta lesiones de color rojo azulado a veces visibles en las membranas mucosas de la boca, encías, lengua, sobre el paladar o garganta.
  4. Eritema gingival lineal: afección caracterizada por enrojecimiento e inflamación del borde de las encías cerca de los dientes.
  5. Gingivitis ulcerativa necrotizante: patología dolorosa, con sangrado y destrucción de las papilas.
  6. Periodontitis ulcerativa necrotizante: una infección caracterizada por la necrosis y decapitación de las papilas interdentarias que se presenta con hemorragia gingival y dolor.
  7. Linfoma no hodgkin: otro tipo de cáncer que puede darse en los ganglios linfáticos de la garganta.

Algunos de las manifestaciones bucodentales que sí pueden ser tratados por su dentista son las verrugas orales, la leucoplasia pilosa, la candidiasis o la gingivitis, por ejemplo. Según algunas entidades como la National Institute of Dental and Craniofacial Research american, aseguran que uno de cada tres afectados por el VIH padece problemas bucales. En cualquier caso, el afectado no debe auto diagnosticarse ni intentar tratarse por sus medios. Acudir a un especialista es primordial. Y en caso de dar positivo en la detección del virus, desde la Clínica Ortiz-Vigón recordamos la importancia de la higiene diaria, y es que, como hemos dicho en otras ocasiones, la salud bucal afecta al resto del estado de salud y más aún, cuando la situación es extraordinaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.