Hablan nuestros pacientes: Marisol

Estamos muy agradecidos a nuestros pacientes por la confianza que depositan en nuestros profesionales. Y por ser tan amables de compartir sus vivencias en nuestra clínica dental. Así nace “Experiencias Clínica Ortiz-Vigón – Hablan nuestros pacientes”, una serie de testimonios reales y auténticos de nuestros pacientes, en la que nos contarán el camino que han realizado con su clínica dental de confianza en Bilbao, cuáles eran sus miedos, sus ilusiones tras realizarse el tratamiento… Os presentamos a Marisol, paciente periodontal de 72 años:

¿Por qué viniste a Clínica Ortiz-Vigón?

Vine por un presupuesto, con intención de pedir presupuesto y comparar… y no llegué a eso: me quedé, según vine, me quedé. Fue ya todo seguido: las pruebas necesarias, luego la intervención… y luego el resultado final de mis dientes.

¿Cómo conociste nuestra clínica?

Yo decidí venir a esta clínica por recomendación de mi hijo y de mi nuera porque estaban muy satisfechos en cuanto al trato, al trabajo, y a los resultados. venimos tres generaciones, que creo que es muy importante.

¿Qué tratamientos te has realizado?

Bueno… pues lo primero que mi hicieron fue, digamos, rehabilitar o restaurar lo que peor tenía, que eran los dientes de abajo o inferiores o cómo le llaméis (risas). Pues bueno, ahí entonces limpieza generalizada, regeneración y todo lo que hacía falta. Y luego ya, como lo de arriba son todo implantes, luego ya la intervención. Y bueno, pues el resultado ya lo veis.

¿Qué destacarías de la clínica?

A mi me llamó la atención que ya desde la recepción la atención que tenéis con el paciente, cómo nos acogéis, con qué delicadeza, el trato que nos dais, esa confianza que se deposita en el paciente… me ha seguido llamando la atención cuando vi que sois una fundación sin ánimo de lucro (Smile is a Foundation) y destinada a ayudar a los demás. Eso, para mí, dice mucho del equipo, de las personas y de la empresa. Y luego, no es que lo deje aparte, pero… la profesionalidad con que trabajáis, lo bien coordinados, el equipo que formáis, que no se nota quién es el jefe y quién es la auxiliar, que os tratáis todos por igual.

¿Cómo te sientes después del tratamiento?

Estoy muy feliz, entre otras cosas, de pasar por aquí. Ahora soy más limpia en mi boca (risas). Y ahora pues bueno, (mi boca) es como el cielo, ¡toda estrellada! (risas).

¿Qué problemas tenías antes del tratamiento?

Me estaba hundiendo en la miseria. Yo antes me notaba ese mal sabor en la boca y yo decía “esto lo tengo que estar transmitiendo a la persona que está delante de mi, con mal aliento”. Y es que a veces hablaba y por miedo a esa sensación de que te digan “qué mal aliento tienes”, pues con la en la boca. En fin, un sin vivir.

¿Qué les dirías a quienes tienen miedo de venir?

Puedo decir, que desde que empecé hasta hoy que he tenido una limpieza bucodental, con todo lo que me han hecho, en ningún momento, pero en ningún momento he sentido dolor. Encantada de tener que venir a revisión pues por veros, por saludaros, por saber que voy a estar y que estoy en las mejores manos y que nadie va a ser capaz de hacerme daño.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que viniste?

En todo. A la hora de relacionarte con los personas, a la hora de ir a dar un beso a mis nietos… De decir “no quisiera que me rechazaran ese beso por decir ‘qué mal hueles amama‘”, entonces, para mi, me ha dado además de calidad de vida, pues estabilidad incluso emocional en ese sentido. De decir pues… “no tengo miedo a nada, y adelante Marisol, ¡que el mundo es tuyo!”

Si eres paciente de Clínica Ortiz-Vigón y te apetece participar en la grabación de un vídeo “Experiencias Clínica Ortiz-Vigón – Hablan nuestros pacientes”, no dudes en ponerte en contacto a través del correo info@ortizvigon.com

Deja un comentario