Erosión dental, causas y tratamientos

Se denomina erosión dental a la pérdida de tejido dental de la superficie de nuestros dientes debido a un proceso químico, normalmente ácido

Este proceso puede tener orígenes diversos, es posible que la erosión de nuestro esmalte dental tenga su origen en otros hábitos dietéticos o sea un efecto del desgaste mecánico si sufrimos bruxismo.

Sin embargo, es muy común que la erosión esté relacionada con trastornos de la alimentación o con los efectos de patologías como el reflujo gástrico. En este caso la acción del jugo gástrico y el ácido sobre nuestro esmalte produce un desgaste del mismo. 

Es muy importante conocer qué está provocando la erosión de nuestros dientes para elaborar un diagnóstico preciso y ofrecer un tratamiento acertado y adecuado a tu caso individual. 

¿Cuáles son los síntomas de la erosión dental?

Las bebidas y alimentos que ingerimos a diario pueden favorecer el desgaste de nuestro esmalte, esto hace que nuestros dientes cambien el tono, se vuelven más opacos y que aumente nuestra sensibilidad dental al ingerir alimentos fríos, dulces o calientes. 

Además, es habitual sentir cosquilleo en el diente y que su apariencia se vuelva más transparente en los bordes, cierta decoloración en las piezas e incluso fracturas.

¿Cómo afecta el reflujo gastroesofágico a nuestros dientes?

El reflujo es una patología que puede afectar indistintamente a cualquier persona y que generalmente provoca una sensación de ardor en el esófago. Con él se aumenta la acidez de nuestra boca y este exceso de ácido abrasa nuestro esmalte dental por lo que se acaba dejando al descubierto la dentina – la capa que recubre la pulpa de nuestros dientes y que está por debajo del esmalte dental-.

Por otro lado, cuando vomitamos también se puede producir erosión en nuestros dientes, debido a los ácidos que están en él y que desestabilizan el pH de nuestra boca.

Una de las claves para reducir los efectos de estos ácidos es enjuagar nuestra boca automáticamente, beber abundante agua para aumentar la producción de saliva y no cepillarnos los dientes inmediatamente después de vomitar, ya que estaríamos acentuando el efecto erosivo de ese ácido por toda la boca. En el siguiente video nuestra compañera Mª Carmen Blanco, especialista en Mantenimiento Periodontal nos lo explica con todo detalle.

Recomendaciones ante la erosión dental

Si experimentas los síntomas que hemos explicado es importante que acudas al dentista y se lo comuniques a tu higienista o doctor/a. Analizaremos las causas de esa erosión y ofreceremos un tratamiento específico.

Pero además es recomendable reducir el consumo de alimentos que puedan incrementar esta erosión dental, por ejemplo, las bebidas carbonatadas y ácidas. Si consumes alimentos ácidos hazlo en tus horarios habituales de comida y mantén una correcta higiene bucodental.

Otro aspecto importante para reducir el efecto de la erosión del ácido en nuestro esmalte es generar mucha saliva y mantener nuestra boca hidratada, por eso es importante beber abundante agua después de consumir cualquier otra bebida carbonatada. También se recomienda masticar chicle sin azúcar, éste contiene xilitol y ayuda en la producción de saliva.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.