Deglución atípica, qué es y cómo tratarla

La deglución atípica es una de las patologías que las doctoras detectan en las revisiones de los más pequeños. Las anomalías en el proceso de tragar son más comunes de lo que imaginamos por eso os queremos contar qué es, cuales son los síntomas y cómo se puede tratar.

¿Qué es la deglución atípica?

Es el proceso fisiológico mediante el que el alimento transita desde la boca hasta la faringe, y posteriormente hasta el esófago. Se pueden distinguir cuatro fases en la deglución normal:

En primer lugar, la fase preparatoria, en la que el alimento se trocea y se introduce en la boca, su masticación y trituración.

En segundo lugar, la fase oral, cuando los alimentos están en nuestra boca, se convierte en bolo una vez triturados y lo enviamos hacia la faringe.

  • Ayudados de salivación y masticación, en esta fase la lengua tiene una posición específica: colocada entre los incisivos superiores y las arrugas del paladar con el alimento bajando entre la lengua y el paladar.

En tercer lugar, la fase faríngea, en la que la comida pasa hacia la faringe de manera involuntaria hasta llegar al estómago a través del esófago.

La deglución normal es un proceso diferente en los bebés y en las personas adultas, por ello, podemos detectar que los niños, jóvenes o adolescentes que no han evolucionado en su proceso de deglución, padecen alguna anomalía, por ejemplo, deglución atípica.

El diagnóstico de deglución atípica lo llevan a cabo las especialistas en ortodoncia y odontopediatría, y en él pueden influir anomalías en el desarrollo de la estructura dentaria o facial.

¿Cómo podemos reconocer los síntomas de la deglución atípica?

Como decíamos, la deglución es diferente entre la etapa de bebé y cuando empezamos a ingerir alimentación sólida.

Los movimientos y posición de la lengua en ambos procesos cambian: mientras que los bebés succionan la alimentación líquida con la lengua entre ambas arcadas dentales, cuando cambiamos la alimentación debemos aprender a colocarla en el paladar, detrás de la arcada dental superior.

Los síntomas más claros para detectar en nuestros hijos e hijas la deglución atípica son:

  • Coloca la lengua entre los dientes de la arcada superior e inferior en lugar de apoyarla en el paladar
  • Los dientes y los labios no están en contacto durante el proceso de deglución
  • Respira mayoritariamente por la boca
  • Durante el proceso de masticación hace mucha presión de la lengua con el paladar y eso produce algún ruido
deglucion atipica sintomas

Causas de la deglución atípica

La deglución atípica a menudo tiene relación con alguna alteración en el desarrollo muscular o en la estructura dental/ orofacial como el desarrollo anómalo de los maxilares, la ausencia de dientes o problemas de movilidad en la lengua, bien sea por dificultad o limitación de movimiento o por un tamaño desproporcionado.

También puede venir por extender un hábito más allá de la edad recomendada. Por ejemplo, prolongar el uso del biberón, la lactancia materna o de los chupetes a partir de los 18 meses de edad.

¿Cómo afecta a la salud bucodental?

Una deglución atípica afecta inevitablemente a la digestión de los más peques, pero también tiene consecuencias en la pronunciación de algunos fonemas.

Además, al colocar incorrectamente la lengua, se ejerce más presión sobre los dientes lo cual puede provocar desplazamiento o podemos encontrar espacios entre ellos (diastemas).

Por último, si sufres deglución atípica es normal padecer un problema de maloclusión. Al no haber contacto entre las piezas anteriores (delanteras) de la arcada superior e inferior, se produce la patología conocida como mordida abierta. También podemos encontrar incluso que el espacio entre los dientes de la arcada superior está más adelantado que los de la arcada inferior generando lo que se conoce como resalte aumentado. Estas maloclusiones se tratan de manera habitual por las especialistas en ortodoncia.

¿Cómo tratamos la deglución atípica?

Tal y como explicamos, la deglución atípica tiene unos síntomas que podemos reconocer en la primera infancia de los más peques. Si acudimos con ellos a la revisión de manera periódica desde que erupcionen los primeros dientes, el odontólogo/a o odontopediatra puede ver la evolución de su desarrollo orofacial y de su deglución.

De nuevo, la clave está en un correcto diagnóstico, para poder abordarlo de manera integral y precoz. Este tipo de patologías es importante atenderlas de manera multidisciplinar, de manera que se combina la atención por parte del odontopediatra u ortodoncista con un/a logopeda.

Se ofrece una solución completa, en la que dos profesionales aportan su conocimiento y ofrecen un plan de tratamiento multidisciplinar. Por un lado, el ortodoncista determina qué tratamiento es el más adecuado para corregir la maloclusión y devolver a la mandíbula su funcionalidad. Por otro lado, el área de logopedia trabaja la corrección de la deglución atípica a través de una terapia que crea nuevos patrones musculares y reeduca los movimientos en la forma de tragar.

Nuestro equipo de ortodoncistas trabaja de manera integral junto con el área de logopedia de CIO Salud en el diagnóstico y tratamiento multidisciplinar de patologías como la deglución atípica.

El diagnóstico y la atención son la clave, por tanto, no olvides venir con tus peques a revisión con la odontopediatra desde la salida del primer diente y a la primera visita con la ortodoncista a los 6 años, para hacer un seguimiento de su desarrollo dental y mandibular exhaustivo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.