El cuidado de la zona bucodental y el cáncer

La incidencia de cáncer en España ha aumentado, y es que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres desarrollará cáncer a lo largo de su vida. Son datos que ha publicado la Sociedad Española de Oncología Médica y que probablemente ya haya escuchado durante estos días en diversos medios. Tras la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer que se viene conmemorando desde el año 2000, desde la  Clínica Ortiz-Vigón queremos aprovechar para concienciar de la importancia de cuidar nuestra salud bucodental si estamos recibiendo algún tipo de tratamiento para el cáncer.

Campaña de 2017 contra el cáncer de la ONU

Los dos aspectos más importantes en estas situaciones son el tratamiento específico de la enfermedad y la calidad de vida del paciente. Este último punto no hay que olvidarlo puesto que las terapias usadas contra el cáncer tienen efectos globales en la salud de los pacientes. Por ello es muy importante que exista cooperación y comunicación entre los profesionales de distintos campos sanitarios.

¿Qué complicaciones pueden aparecer?

La boca en concreto es muy susceptible a los efectos tóxicos del tratamiento de quimioterapia o radioterapia. Los efectos secundarios más comunes incluyen:

  • Dolor y molestias en la boca.
  • Úlceras y llagas.
  • Sequedad bucal
  • Ardor, descamación o inflamación de la lengua
  • Aparición de caries múltiples y periodontitis.
  • Aumento de riesgo de infecciones
  • Alteración del gusto

Es importante intentar prevenir estas complicaciones a nivel oral, ya que pueden provocar problemas a la hora de que el paciente se alimente, lo que puede llegar incluso a la necesidad de detener el tratamiento del cáncer. Estas complicaciones pueden prevenirse cuidando nuestra cavidad oral y con un seguimiento continuo de nuestro dentista.

Consejos para cuidar su boca durante un tratamiento oncológico

Lo primero de todo, y antes de comenzar el tratamiento contra el cáncer, es conveniente acudir a su dentista para que le realice una revisión y para que pueda prever la posible aparición de complicaciones que puedan requerir tratamiento.  Además, existen una serie de recomendaciones que el paciente puede llevar a cabo por su cuenta y que va a prevenir en la medida de lo posible los efectos secundarios de la quimio y radioterapia, entre ellos están:

Poster de World Cáncer Day

  1. Mantener la boca hidratada: además de beber mucha agua, puede ser útil introducir en la boca cubitos de hielo mientras se recibe el tratamiento.
  2. Tener un cepillado de dientes, lengua y encía cuidadoso, sin realizar presión. Si es necesario utilice un cepillo más blando y pastas de dientes sin irritantes. Es bueno hacer enjuagues varias veces al día pero siempre con productos que no tengan alcohol, en ningún caso se debe utilizar colutorios con alcohol.
  3. Use dentífrico con flúor
  4. Si tiene dentadura postiza y nota que está desajustada, acuda al dentista para realizar los arreglos necesarios antes de comenzar el tratamiento oncológico, para evitar que aparezcan heridas por presión.
  5. Comer alimentos blandos y tibios puede ser una buena opción si la boca presenta llagas. Si las úlceras son importantes y le impiden comer con normalidad, consulte con su médico para que le indique las medidas a tomar.

Hay que tener en cuenta que tras la quimioterapia es conveniente dejar un margen de alrededor de medio año antes de recibir un tratamiento dental agresivo o un año en caso de la radioterapia.

En resumen, es importante tanto realizar una revisión por parte del dentista antes de comenzar el tratamiento de cáncer como mantener una higiene oral exhaustiva, para poder evitar las posibles complicaciones de los tratamientos de quimio y radioterapia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última actualización:

Última actualización: