Conociendo a… Carmen

Carmen Carnicero

Prótesis e Implantes

Conociendo a Carmen

La clínica y los pacientes

¿Cómo empezaste con la Clínica?

A mí siempre me había gustado el área quirúrgica, y tras terminar Medicina, había un examen de Estomatología. Me presenté y saqué plaza y me dije “bueno, voy a probar, a ver si me gusta”. Así qué… empecé y me gustó. Después de terminar Estomatología, abrí la consulta en Gran Vía, así es como nació la clínica.

Una emprendedora…

Tanto como emprendedora no, realista. Yo quería trabajar, ejercer, y eso es lo que hice.

¿No te planteaste en ningún momento trabajar para otra persona?

No. Yo quería ser mi propia jefa, eso lo tenía muy claro. Y cuando yo empecé las cosas eran más fáciles.

¿Tres cualidades imprescindibles para trabajar haciendo lo que haces tú?

Ser trabajador y más que inteligente, tener ganas de aprender. Es importante que no te importe echar las horas que haga falta. Y ser honrado.

¿Requiere mucho reciclaje?

Sí, bastante. Este ámbito cambia constantemente. Desde que yo empecé hasta hoy, no es lo mismo.

Tu día a día en la clínica…

Llego una hora antes de que se empiecen a pasar las consultas, es decir, a las 7 de la mañana. En ese momento lo que hago es ver mi hoja del día, miro los scanner de los pacientes, veo los historiales, lo que le voy a hacer a cada uno y si luego me sobra tiempo, leo algún artículo de actualidad de las revistas científicas que tenemos. Ya a las 8 empiezo a pasar consulta. Y a partir de ahí, es trabajar constantemente, hasta que salgo, 5 o 6 de la tarde.

Carmen junto con la joven doctora Mariana G.Axpe

Al margen de ser cabeza visible de un proyecto propio y vivo, ¿qué es lo más satisfactorio de todo esto?

Ver lo contenta que se va la gente, la satisfacción del paciente.

¿Te suelen decir mucho si están satisfechos?

La verdad es que sí. La gente está contenta, viene aquí como si esta fuera su casa, y a mi eso me parece muy importante. También digo que a mí me gusta trabajar bien, no sólo lo hago por el paciente, también lo hago por mí.

¿En qué crees que se diferencia esta clínica de otras?

Pues en que estamos muy actualizados y en que tratamos al paciente honestamente, haciendo lo que el paciente pide dentro de sus posibilidades.

Mil anécdotas durante todos estos años…

¡Y dos mil! (risas). ¡Con los pacientes me pasa que algunos se ofrecen a invitarme a cenar, me dicen que tengo que ir con ellos! (risas). Desde luego que no es necesario, pero esos gestos se agradecen. Mucha gente dice que le ha cambiado la vida. Una cosa que me hace gracia es que a veces las personas se fijan muy poco unas en otras. Hemos puesto a pacientes la boca entera, sobre todo a señoras y comentarnos que ¡sus maridos no se han dado cuenta! ¡O sea que se fijan poco! (risas). Hablando en serio, las personas tiene que estar bien para ellas mismas, no para los demás.  Por otra parte, está la sensación de trabajar a gusto, reírte y pasártelo bien.

¿Un consejo para nuestros pacientes?

Se tienen que cuidar, la boca es un foco de infecciones muy importante y hay que mantener la higiene al máximo. La boca es muy muy importante, no sólo a nivel de estética, que actualmente se valora mucho, sino por la salud, que es lo verdaderamente importante.

¿Crees que hoy en día la gente es más consciente de la importancia de la salud bucal?

Sí sí sí. Sobre todo, la gente ha cambiado en todos los sentidos por la estética. Antes la gente lo que quería era comer, y comer bien y masticar bien, y ahora no, ahora quieren estar guapos. Comer bien también, pero primero estar guapos.

¿O sea que la mayor concienciación atiende más a razones estéticas que de salud?

Hombre, la gente lee cosas y es más consciente. Pero nosotros somos los que tenemos que transmitir la importancia de una buena salud bucodental.

De cerca

A Carmen le gusta la nieve

Si no te hubieras dedicado a esto, ¿dónde estaría Carmen Carnicero ahora?

Creo que, si no hubiera hecho Medicina, hubiese sido arquitecta.

¿Una cualidad que te defina?

Trabajadora.

¿Y que tú valores en los demás?

Honradez.

¿Un hobby?

Me gusta pintar. Me gusta esquiar. Me gusta jugar al golf. Me gusta la jardinería. Me gusta leer… ¡Tengo un montón! El trabajo manual me gusta. ¡Tenemos un rinoceronte bien grande en la entrada que he pintado yo! La verdad es que me lo paso muy bien pintando. Me gusta, me desahogo. Y lo mismo me pasa con la jardinería… ¡me gusta cavar!

O sea que la responsable de las plantas y flores de algunos de los gabinetes eres tú…

¡Sí! (risas)

Pregunta

Filias, que no fobias

Un libro: la serie de novelas llamada Señores de Roma de Colleen McCullough

Una película o una serie: Desayuno con Diamantes (como María Cano)

Una canción: La bohème de Puccini

Un sitio para perderte: la nieve

Pregunta

Carmen Carnicero no es la única compañera que ha compartido su faceta personal. ¿Quieres saber cómo empezaron aquí, que les apasiona y cómo son otros miembros del equipo?

Comments 2

Add Comment
  • Excelente persona y profesional,honesta
    ,cercana,en mi caso como una madre transmite confianza y ternura y tiene unas manos maravillosas

    • Muchas gracias Irene!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última actualización:

Última actualización: