Colutorio sí, ¿pero cuál escoger?

Hay distintas clases de colutorios

Cepillarse los dientes, pasarse el hilo dental y/o usar los cepillos interproximales y enjuagarse la boca. Somos conscientes de que os sabéis de carrerilla qué pautas seguir para una correcta higiene bucodental. Sin embargo, es habitual que nos entren dudas a la hora de elegir los utensilios adecuados o cómo hacerlo, como suele ocurrir con el colutorio: ¿cuántas veces al día? ¿qué diferencia hay entre uno y otro? ¿cuál elijo? Aclaremos estas dudas.

Clases de colutorios

El colutorio cobra importancia a la hora de limpiarse los dientes porque ayuda a eliminar cualquier resto de suciedad que no hayamos sido capaces de quitar previamente. Si bien se puede usar diariamente como complemento de higiene bucal, los hay también que se usan de manera puntual para tratar algún problema específico. Veamos algunos de ellos:

  • Antisépticos: son aquellos indicados, normalmente, para uso diario. Además de luchar contra la placa bacteriana, se recomiendan para las pequeñas infecciones bucales causadas por llagas.
  • Fluoruros:específicos para la prevención de la caries y el sarro.  Si bien su efecto antiplaca es significativamente inferior al de otros colutorios.
  • Con clorhexidina:especialmente indicado cuando existe una enfermedad periodontal y/o con fines preventivos antes de una cirugía oral. El uso de estos colutorios es limitado en el tiempo debido a algunas de sus contraindicaciones (leer más abajo) así que es necesario atender a las indicaciones del odontólogo.
  • Con hexitidina:ayudan a acelerar el proceso de cicatrización tras una cirugía periodontal y el periodo durante el que debe usarse tampoco debería ser prolongado por los mismos motivos por los que está limitado el uso de los colutorios con clorhexidina.
  • Blanqueadores: los añadimos a la lista, pero advertimos que su eficacia no está, ni mucho menos, demostrada.

Indicaciones a tener en cuenta con el colutorio

Es preferible que el colutorio que se utilice (bien para uso diario o para un tratamiento específico) no tenga alcohol, o que, en su defecto, tenga una cantidad mínima.

Por otra parte, es importante elegir el colutorio que más se adapte a nuestras necesidades, así que lo idóneo es preguntar a nuestro odontólogo. De hecho, los compuestos por clorhexidina contienen productos químicos que podrían llegar a desgastar el esmalte de los dientes o provocar la aparición de manchas en los mismos, con lo cual, es importante que un profesional nos especifique sus condiciones de uso.

Además, debe quedar claro que el colutorio en ningún caso sustituye el cepillado. En caso de que su uso no sea para alguna dolencia específica, se puede usar tanto a la mañana como a la noche, y cada vez que se haga, hacer gárgaras durante alrededor de un minuto.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.