Claves para una odontología integral

En la clínica practicamos la odontología integral, es por ello que la atención de cada uno de nuestros pacientes sigue siempre una misma filosofía. Una filosofía que se sustenta en tres pilares: lograr mantener en salud de tu boca, conseguir una función óptima y perfeccionar la estética según tus necesidades y deseos.

Seguir estos pilares en orden es nuestra guía de trabajo diario, y hoy queremos explicaros a qué nos referimos cuando hablamos de salud, función y estética y cómo se traslada a los tratamientos dentales.

odontología integral

Salud

Nuestro primer objetivo, por delante de los tratamientos dentales, es la prevención de la aparición de enfermedades. Dado que el responsable de la mayoría de los problemas dentales es el acúmulo de placa bacteriana alrededor de los dientes, nuestro objetivo será su eliminación, estableciendo una pauta temporal de profilaxis y revisiones para mantener la boca en salud.

Además, es importante conocer las consecuencias de hábitos nocivos para nuestra salud bucodental -como el tabaco- y eliminarlos. Llevar un control de las enfermedades sistémicas como la diabetes, la hipertensión o el colesterol, ya que están interrelacionadas con la salud de nuestras encías.

Por supuesto, debemos asegurarnos de que no existe enfermedad periodontal y que nuestras encías están sanas, pero también comprobar que ninguno de nuestros dientes tiene caries, atajarlas antes de que la infección empeore y pueda poner en riesgo la pieza dental.

Función

Una vez establecida la salud llega la fase de función. Nuestra boca es un ecosistema, en el que además de mantenerlo equilibrado y sano, debemos prestar atención a su correcto funcionamiento.

Cuando hablamos de un cuidado desde la odontología integral nos referimos a la importancia de reponer piezas ausentes para tener una función masticatoria adecuada y un mejor reparto de las fuerzas al masticar y evitar así la sobrecarga de los dientes. Tratamientos además como la ortodoncia tienen un objetivo de mantener el equilibrio morfológico y funcional de nuestra boca, además de mejorar la estética. Además, tras el tratamiento de ortodoncia es más fácil mantener una mejor higiene bucodental porque al alinear nuestros dientes tenemos mejor acceso a los espacios interdentales.

También es importante valora la estabilidad oclusal y el correcto funcionamiento de nuestra articulación temporomandibular, por si fuese necesaria por ejemplo una férula de descarga. Una correcta función masticatoria previene el desgaste excesivo de algunos dientes y del reparto adecuado de las fuerzas masticatorias

salud-funcion-estetica

Estética

Por último, la estética la construiremos siempre sobre una boca en salud y con una función adecuada.

La boca es también nuestra carta de presentación, comunicamos constantemente con ella y por ello sabemos que es importante sonreír sin complejos. Los tratamientos estéticos nos ayudan a tener más confianza porque nos encontramos más cómodos con nuestra imagen.

A través de tratamientos individualizados, que logren una mejora armonía de nuestra boca y sin perder la naturalidad, porque cada sonrisa es única, podemos modificar estéticamente el tono, la alineación y la forma de nuestra sonrisa hasta sentirnos plenamente a gusto. Para ello se pueden llevar a cabo tratamientos estéticos como las carillas, reconstrucciones estéticas, eliminación de tinciones o blanqueamientos dentales.

Este ciclo con tres etapas de odontología integral debe cerrarse con una terapia de mantenimiento periodontal y por supuesto manteniendo las higienes y revisiones periódicas para garantizar un cuidado integral de tu boca. De la mano de un equipo especializado en las diferentes áreas de la odontología, que trabajan de manera multidisciplinar, también con otras especialidades médicas para que el diagnóstico sea certero en la atención de cada paciente.