Centrifugadora de Plasma

Una centrifugadora de plasma es una tecnología que empleamos para obtener y utilizar plasma rico en plaquetas  y factores de crecimiento en los tratamientos a nuestros pacientes. El plasma se emplea en procedimientos de regeneración de tejidos porque contiene un elevado número de plaquetas que facilitan estos procesos post operatorios y ayudan a obtener mejores resultados.

El plasma está contenido en nuestra sangre, se obtiene al separar los glóbulos rojos y blancos de la sangre.

Centrifugadora de plasma ortizvigón

¿Cual es el proceso?

Minutos antes de la intervención de cirugía oral, de colocación de implantes, regeneración osea o cualquier otro procedimiento quirúrgico, el doctor extraerá unos 15ml de sangre antes de la sedación del paciente. Esta sangre se coloca en el centrifugador y tras 10 minutos de centrifugado, se coloca en los recipientes  correspondientes para la preparación. En la sangre que se extrae se acumula los glóbulos rojos en la parte inferior y en la parte superior acumula el plasma.

Se divide el plasma para pipetearlo en las denominadas porción 1 y 2 , siendo esta segunda porción la más próxima a los glóbulos rojos y la que se acumulan más nivel de factores de crecimiento.

El doctor lo coloca sobre la zona intervenida y realiza la sutura final. Se coloca en la zona en la que se desea mayor regeneración y facilita que la cicatrizacón sea más favorable.

¿Cuáles son los beneficios de este tratamiento?

El uso de plasma rico en plaquetas es muy beneficioso para acortar los tiempos de recuperación tras procedimientos quirúrgicos en odontología.  Se puede emplear en diferentes intervenciones como son la colocación de implantes o cirugías periodontales por ejemplo. Además de acortar los tiempos, esto implica que el dolor, la inflamación o el sangrado se reduzcan porque todo el tiempo de cicatrización menor.

Por otro lado, al emplear el plasma del propio paciente, no existen riesgos de rechazo, de posible alergia o efectos secundarios.