5 falsos mitos dentales (I)

Estamos en pleno agosto y enseguida nos vienen a la mente el sol, la playa, las vacaciones, el descanso… Desconectar y relajarse durante unos días a todos y todas nos viene bien para recargar pilas y afrontar un nuevo curso con ganas. No obstante, es importante no bajar la guardia con la salud dental tampoco en vacaciones. Son muchos los falsos mitos dentales que circulan en la red y boca a boca sobre lo que es conveniente para nuestra boca y dientes.

Por si no has visitado a tu dentista antes de marcharte de vacaciones, desde Clínica Ortiz-Vigón queremos aprovechar este espacio para para que no caigas en el error de creer algunos de los siguientes falsos mitos dentales. Sólo te llevará 5 minutos leerlos: 

1.Los cepillos de cerdas duras y los enjuagues fuertes limpian mejor que los suaves:

No. Efectivamente, se puede obtener un cepillado eficaz y óptimo con cepillos de cerdas suaves. Es más, un cepillado demasiado agresivo puede lastimar nuestras encías. Y respecto a los colutorios, es preferible que el colutorio que se utilice (bien para uso diario o para un tratamiento específico) uno que no tenga alcohol, o que, en su defecto, tenga una cantidad mínima. Aquí te indicamos qué colutorios son convenientes.

Mascar cichle es uno de los falsos mitos dentales

2.Mascar chicle sustituye el cepillado:

En caso de estar fuera de casa y no tener nuestro kit de higiene dental a mano, una goma de mascar sin azúcar puede estimular la producción de saliva, lo que ayuda a mantener la boca limpia. Como hemos dicho en otras ocasiones, la saliva ayuda a limpiar los dientes naturalmente, removiendo los restos de alimentos que hayamos ingerido. Sin embargo, en ningún caso el chicle sin azúcar sustituye el cepillado dental.

3.El bicarbonato para blanquear los dientes:

De ninguna de las maneras. Es muy abrasivo y puede ocasionar daños en el esmalte. Los blanqueamientos dentales deben realizarse única y exclusivamente por un dentista. Consulta nuestros tratamientos si estás pensando en mejorar el aspecto de tus dientes.

4.No hay remedio para el mal aliento:

Algunas de las causas del mal aliento o halitosis, las podemos controlar y evitar. Además, si mantenemos una correcta higiene dental en casa y acudimos al dentista a hacer las revisiones y limpiezas rutinarias, puede evitarse el mal aliento.

5.No hay caries si no me duele:

Falso. Una caries puede estar presente en un diente, principalmente en el esmalte, sin que el paciente sienta dolor. Además, si la caries llega a la zona de la dentina y el diente pierde la vitalidad de su nervio, puede no notar ningún tipo de dolor. Acudir al dentista es la mejor forma de saber si tenemos caries. No tienes excusa, estamos abiertos en agosto así que no tienes más que pedir cita.

Y como siempre, en caso de duda, ¡consultar con tu profesional de confianza!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última actualización:

Última actualización: